TwitterFacebook

Consejos sobre cómo bañar a tu perro

Cuando vayas a bañar a tu perro…. Primera norma deja las prisas a un lado. Normalmente nos damos mucha prisa y queremos hacer todo rápidamente . A lo largo del día se nos amontonan la cantidad de cosas que tenemos que hacer y no nos damos cuenta de bajar el ritmo cuando es necesario . Sin embargo tenemos que tener consideración, ya que estamos tratando con un ser vivo y entender que además es una situación que no controla ni es natural para él.
como bañar a tu perro

Imagina que te metieran en la bañera en volandas , te remojasen a toda pastilla y empezaran a enjabonarte por todos lados, en el momento que tratases de moverte…. Te empujasen o sujetasen y quizá te echaran hasta un grito pidiendo que te estés quieto .
A eso añade que estás pisando suelo resbaladizo y a la vez intentando evitar un chorro de agua que va de un lado a otro.

 

Consejos para el baño

1) Como ya hemos dicho, fuera prisas.

2) Prepara a mano todo lo que vayas a necesitar para no tener que ir a buscar nada en mitad baño y que en un momento sin vigilancia salga de un salto .

3) Necesitarás:
-Un champú especial para perros , no vale cualquiera de los que tengas tú, ya que la piel de los perros tiene distinto pH al de las personas y si no usamos uno especial para él, podemos irritar su piel seriamente.
-Una alfombrilla antideslizante. Evita que tenga resbalones, ya que en uno de ellos podría lesionarse o darse un buen golpe, a parte si no pisa firme podría ponerse cada vez más nervioso .
-Una alfombra para cuando salga de la bañera y no se resbale en el suelo que se mojará inevitablemente.
– Una toalla grande adecuada a su tamaño y que siempre será la suya .

4) La manera de cómo lo manipules va crear desde el principio su actitud ante el baño. Cógelo firme y tranquilamente y mételo en la bañera sobre una alfombrilla .

5) Abre el agua sin mucha presión para no asustarlo con el ruido y dirigiendo el chorro de agua fuera de su cuerpo.

6) Una vez que sale tibia se puede ir mojando los pies e ir subiendo poco a poco por el lomo y hasta el cuello, háblale de manera suave y deja que se mueva, siempre y cuando no trate de salir, si notas que se mueve más de la cuenta … Quizá debas bajar la presión del agua , comprobar temperatura e ir mojando más despacio , puedes poner tu mano en contacto con su cuerpo tu perro para que se sienta más seguro y tener un apoyo. Dejar la cabeza para lo último, ya que es donde más le molesta el agua.

7) Una vez que esté bien mojado, aparta la alcachofa y cierra el agua. Enjabona el lomo y ve haciendo masajes para extender el champú sobre tu perro . Seguro que te agradecerá un poquito de masaje por todo el cuerpo, especialmente en la zona del cuello.
Con suficiente firmeza para extender el jabón y suavidad como para no hacerle perder el equilibrio .

8) Moja y enjabona la parte de la cabeza con cuidado de que no le entre jabón en los oídos ni en los ojos .

9) Aclara todo el cuerpo con tranquilidad y asegúrate de que no queda rastro de jabón .

10) Antes de sacarlo ponle la toalla sobre la cabeza y frota suavemente ya que notarse más seco en la zona de la cabeza lo tranquilizará. Sácalo con seguridad y ponlo sobre una alfombra para que no resbale, cúbrelo con una toalla y frota suavemente .

Lo ideal es que terminaras el baño secando con un secador para evitar que tenga mucho tiempo humedad en el cuerpo.
Si has sido tranquilo y has tenido un poquito de empatía durante el baño seguro que habrás observado que ha permanecido mucho más tranquilo que en otras ocasiones y seguro que la próxima vez estará más dispuesto a pasar por lo mismo .

También puedes optar por no manchar el baño y llevarlo a una peluquería canina de confianza , seguro que sabrán tratar a tu perro con el cariño y respeto que se merece si son buenos profesionales.