TwitterFacebook

Perros 10

Casos tratados por Cinópolis: Pao y Moris

Pao y Moris

Buff cuántas veces estando en la calle con Pao y Moris se confabula todo: pasan el tranvía de izquierda y el de derecha a la vez, un niño corre jugueteando en nuestra dirección, viene de frente un perrico paseando y de pronto plas!! Moris tira de correa hacia un lado y otro intentando evitar los tranvias y al niño, Pao se va directo hacia ese perrico que va paseando tranquilamente y yo….intento controlar la situación como mejor puedo de forma que mis perricos sientan que estoy allí que ni el tranvía,  ni el niño ,ni el perrico que va paseando van a hacerles daño, y de pronto me veo enredada en sus dos correas, intentando sacar una chuche de mi bolsillo para hacerles mas llevadero esa situación que aunque a priori parece normal y seguramente lo es, para ellos se hace un mundo; de pronto logro tranquilizarlos a los dos cuando alguien me dice, ¿ qué les pasa? , la pregunta es correcta e intento contestar cordialmente que tienen miedo, que no han tenido experiencias buenas y les cuesta gestionar según que situación, y seguidamente la preguntita de marras, ¿ y cuánto tiempo hace que los tienes? Y allí en ese momento es cuando yo me vengo abajo y digo bajito (como si estuviese cometiendo un delito), pues uno año y medio y el otro uno, y me miran y casi siempre la misma respuesta… ufff cuánto  tiempo no?, pues mi amiga también adopto uno y tenía miedo y enseguida se le pasó ; ya entonces sigo mi paseo con Pao y Moris que son mis 2 ( no uno no) perricos con miedo y respiro hondo y me digo a mí misma y a ellos, tranquilos nadie nos va a marcar el tiempo para que superemos esto junticos los tres; les podría  explicar a estas personas cómo  es nuestro día a día, lo mucho que trabajamos los tres , la de veces que hemos bajado a la calle y hemos vuelto sin poder pasear por el miedo de uno u otro o de los dos, y aún  así al día siguiente lo hemos intentado de nuevo y lo hemos conseguido; pero …. es mas fácil juzgarme a mí como si yo no supiese o quisiese buscar solución, cuando nada en el mundo me haría más  feliz que verlos a ellos sin miedos, los quiero con todo mi corazón y su bienestar en todos aspectos es ahora mismo mi prioridad, yo no quiero perros perfectos, solo quiero que sean lo más bonito que me dijo un día una persona a la q queremos mucho los tres y encima es su adiestradora y amiga en ayudarles Silvia: Gloria ellos van a ser los perros 10 que ellos puedan llegar a ser, me quedo con esa frase que salió de una boca que hablaba desde el corazón.

Escrito por Gloria Valenzuela